SOLSTICIO VERNAL Y PLENILUNIO DE CÁNCER “UNA PUERTA HACIA LA TRASCENDENCIA”part.I

solsticio-boreal-o-de-veranoEste año el poderoso encuentro del solsticio vernal y del plenilunio de Cáncer, nos reunen nuevamente frente a las puertas del misterio del nuevo hombre.

Tras un largo periodo de “despertar”, de activaciones y de desarrollo hipercomunicativo, la “puerta de los hombres” solstisicial nos invita a un viaje profundo, a un descenso interno donde la “nueva perspectiva” el control mental de Aries, el destello iluminativo de Tauro, y la polaridad de Géminis trascendida nos permite bucear las grutas de Grutas del reino humano estando determinadamente listos, para iniciar este trabajo mayor.

La puerta de los hombres, el tránsito de Cáncer a Capricornio, (la puerta de los dioses) es un viaje poderoso donde todos los niveles, dinámicas y jerarquias cósmicas derraman e intercambian su influencia, produciéndose un acercamiento a la síntesis, a la fusión de los prototipos que producen un fuerte estímulo de los planos sutiles de la Tierra y sus hijos.

Un descenso a los secretos custodiados de las edades de los hombres en el interior de la materia, un retiro detrás de las formas mentales y emocionales creadas por el subconsciente, el instinto hereditario y el imaginario colectivo, donde el hombre se deja vincular a la fuerza de éste cuarto signo preparatorio, donde la conciencia de masas se consume en el fuego del espíritu dando nacimiento a la conciencia intuitiva, a la “voz” que ha de permitirnos trascender los espejos y reflejos, que durante este viaje, contactamos y a los que ahora somos altamente sensibles.

El silencioso encuentro de las energías y fuerzas que mueven imparablemente el colectivo viaje de retorno, nos abre un periodo de sagrada sublimación y trascendencia. Una crisálida de radiante actividad ethérica, donde una vez gestada la transmutación de oruga a mariposa (activaciones celulares y desarrollo de los dones psíquicos), debemos enfrentarnos a la elevación sagrada, de la belleza al poder,…de la mariposa al águila que es capaz de “trascender” de elevarse sobre la tormenta inferior para volar sobre “el conflicto”, evitando los espejos, trascendiendo las influencias del pasado, para dar nacimiento al hombre que se refleja en el tiempo y el espacio, al hombre que reconquista su eternidad venciendo la ficticia muerte de la forma.

Cáncer, signo donde la dualidad de la forma y el alma se unifican, parte de la cruz cardinal o cruz del iniciado, es un poderoso centro de actividad espiritual que se produce por transferencia. Todos y cada uno de aquellos que han estado desarrollando hasta niveles nunca sentidos su percepción y sensibilidad a las fuerzas y energías cósmicas, se adentrarán de forma inevitable en este viaje hacia el potencial de la trascendencia humana.

Su consciente trabajo, su entregada y renovada percepción donde no existen ataduras mentales ni emocionales, donde la observación silenciosa, la serena expectación permite la emergencia sin “afectación” de la nueva naturaleza de los reinos inferiores, nos ofrece la opotunidad de construir un centro inalterable, “una casa iluminada” desde donde dirigirnos a los signos venideros de crisis, Leo (el individuo), Virgo (Cristo en potencia), Libra (los opuestos) Escorpio (superar la ilusión).

La influencia del solsticio vernal y del plenilunio de Cáncer es el principio de un viaje iniciático, un profundo e inevitable reencuentro con el vacío y la oscuridad del origen, que permiten la iniciativa verdadera, el surgimiento del hombre-dios que ha trascendido a Prometeo, y que será capaz de tomar la decisión autoconsciente y poderosa de escalar la montaña de la Iniciación en Capricornio.

En los días venideros, la fuerte e imparable vestidura de una nueva humanidad, principio mediador entre los reinos inferiores, la Jerarquia y Shamaballa nos aproxima a la auto-existencia abandonando el auto-conocimiento y la auto-exploración. Lo conocido no prevalece, lo deseado o aspirado se vacía y se abandona en las cadenas del hombre aprisionado, que se libera para aceptar todas sus voces, que se eleva trascendiendo en el silencio más puro el instinto y el intelecto, para dejarse simplemente nacer, para impulsar la semilla crística que atesora y que permite un tránsito a la propia realidad fuera de la maya a través del hiperdesarrollo de la mente intuitiva.

Cáncer fuerza imparable del solsticio, “tumba” para los hebreos y “meore” (renacimiento) para los egipcios es un viaje involutivo hacia la trascendencia. Una profunda y silenciosa pérdida de la identidad, del conocimiento, de las espectactivas…Una entrega desapegada a los espejos, a las puertas del instinto hereditario donde el “águila” lleva a cabo el primer viaje, y el abandono de uno mismo y todas sus creencias dan impulso al nuevo ser que se levanta com Budh (sabiduría), líder y evocador de almas, expresión e inspiración verdadera de la Vida.

“Lo que yo te digo en la oscuridad, háblalo tú en la luz”

Namasté

Anabel.C.Huertas

http://angelesdebarro.com

Esta entrada fue publicada en Astrología, Despertar de conciencia, Eventos Cósmicos, tiempo, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s