Decreto de Perdón y Liberación Kármica.

Templo-de-la-LLama-Violeta

Por Decreto Divino, con el poder y la esencia de Dios Diosa y la Gracia Elohim, y mi propia Presencia Dios Diosa – Yo me perdono a mí y a otros formal y completamente, por todas las trasgresiones y creencias de transgresión que Yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, haya alguna vez obrado sobre mi u otros, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético).

Yo perdono y libero cualquier juicio, culpa, vergüenza, condena o maldición, que Yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, haya experimentado o proyectado sobre mi u otros, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético).

Yo me perdono y a todos los seres por cualquier cosa que Yo o ellos crean que ha sido imperdonable.

Yo me perdono y a todos los seres por todas las mentiras que hayan cometido hacia mi, o que yo he cometido hacia ellos. Y yo me perdono por todas las mentiras que he cometido hacia mí.

Yo me perdono por todos los actos de traición hacia mi ser y otros, y yo perdono a todos los seres por todos los actos de traición hacia mí. Yo me perdono por todas las veces que me he engañado o a otros, y yo perdono a todos los seres por todas las veces que me han engañado a mí.

¡Yo perdono todas las deudas que tengo hacia otros y hacia mí! Yo perdono a quien sea que me haya debido cualquier cosa o me haya robado cualquier cosa. Y yo me perdono por cualquier vez en la que yo le haya debido a alguien o le haya robado algo a alguien.

Yo pido asistencia financiera inmensa para mi cuenta kármica desbordante, para pagar cualquier “deuda” que deba actualmente y para darme cuenta de que todas las deudas y el dinero son una ilusión y que en realidad no le debo nada a nadie, y nadie me debe realmente nada. ¡Todas las deudas son ahora nulas e inválidas!

Yo me perdono por todas las veces en las que herido a alguien en forma física, emocional, mental o sexual. O por haber matado a alguien personal, deliberada o inadvertidamente, en mi vida normal o en actos de guerra. Y yo perdono a todo aquel que alguna vez me haya matado o herido en cualquier forma, física, mental, mental o sexualmente.

Yo pido al consejo kármico absolución kármica completa y una limpieza kármica completa entre mi ser y todos esos seres con los que he tenido esas experiencias.

Yo también libero y sano cualquier creencia de que el perdón es siquiera necesario, o que Yo, o quien sea debe o necesita ser perdonado. Yo libero y sano el dolor y el sufrimiento asociados con todas las experiencias (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), de todas las vidas en las que yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), relacionadas con la victimes, el desempoderamiento, la indignidad, la vergüenza, el rencor, la enemistad, las venganzas y las maldiciones…

Yo libero toda conciencia de víctima y todas las creencias de que yo soy una víctima o he sido alguna vez una víctima. Yo libero toda conciencia de víctima y las creencias de que alguien me ha hecho algo sin el permiso de mi Alma, o que Yo le he hecho algo a alguien sin el permiso de su Alma.

Yo rescindo formal y completamente todos los votos, y rompo todos los acuerdos que yo o cualquier aspecto de mi Totalidad, ha hecho, (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético) como: que yo no voy a perdonar a alguien por cualquier razón; o que yo no puedo ser perdonado por alguien por cualquier razón; o que yo o quien sea no merece ser perdonado; o que cualquier acción de quien sea, o mía, es imperdonable. También libero todos los votos de venganza; todas las maldiciones y proyecciones de juicio y condena; las mentiras y los votos para mentir; y todos los acuerdos de deuda.

Y yo libero a la Luz, todas y cada una de las energías, entidades, apegos, mecanismos, estructuras, implantes, programas, códigos, creencias, formas de pensamiento, maldiciones, juicios, percepciones o imágenes de realidad – que hayan apoyado o mantenido estos votos o acuerdos.

Ahora abre una puerta (túnel, puente de arco iris) sobre tu cabeza hacia la Luz. Ve estos elementos saliendo hacia la Luz, entrégalos todos a Dios.

Yo invoco a los Señores y Señoras del Karma y a todo el consejo kármico y solicito absolución kármica absoluta, curación, perdón y Gracia (a través del espacio, tiempo y dimensiones y por mi alma entera y linaje genético), por mi y todos los seres asociados, (y por mi alma entera y linaje genético), con quien he tenido estas experiencias y estas vidas.

También invoco la Curación Hathor (el ka leem om) para nuestros corazones y una curación energética completa del Fuego Violeta de San Germain y la ayuda de los Ángeles de la Flama Violeta. También invoco al Arcángel Miguel y a sus ángeles para que realicen una desconexión y desintegración completa de todos los cordones psíquicos de bajas dimensiones. ¡Somos Libres! ¡Somos Soberanos! ¡Somos Uno!

Yo sano y perdono completamente todas las vidas en las que he actuado en cualquier forma que pudiera ser juzgada como oscura, errónea, mala o maligna. Yo recupero todos los aspectos y extensiones de mi alma que se encuentren perdidos o atrapados en sus propios sentimientos de juicio, condena, vergüenza, culpa, resentimiento, trauma, ira y depresión.

Yo invoco una dispensación kármica especial al Consejo Kármico, la Gran Hermandad Blanca y al Arcángel Metatrón, para la liberación de todo este dolor y sufrimiento y una reconexión completa al amor incondicional.

Yo ahora llevo a todos estos aspectos de mí ser de vuelta hacia mi/nuestra Alma/Mónada, a través de mi corazón.

Observa a todos estos aspectos del Alma y extensiones del Alma regresando a tu corazón e intégralos hacia arriba por tu Antakarana, hacia tu Estrella del Alma sobre tu cabeza, de vuelta a tu Alma.

Yo invoco una absolución kármica para toda la humanidad y ofrezco esto como un regalo de mi Amor Divino y Compasión por el sufrimiento de todos.

También extiendo este regalo de dispensación kármica a todos los seres en todas las dimensiones, a lo largo del espacio y el tiempo. Yo extiendo mi esencia de compasión divina como un regalo de Gracia para que todos recuerden su verdadera esencia de Amor Divino y recuerden que todos somos divinamente perfectos a pesar de lo que hagamos, pensemos o sintamos.

¡Yo perdono TODO, a través del Amor, la Gracia y la Compasión que YO SOY!

¡Yo Perdono! ¡Yo Perdono! ¡Yo Perdono!

¡Somos Perdón Divino! ¡Somos Compasión Divina! ¡Somos Completos! ¡Somos Perfectos! ¡Somos Amor! ¡Somos Luz! ¡Somos Uno!

¡Co-Crea el Cielo en la Tierra!

 

Desconozco su autor

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s