Visiones Mensuales de Diciembre 2012: Nuestro Punto de Inflexión

167774_1752150974249_1553141815_31726595_3875234_n

Muchas cosas se han dicho en torno al 21 de diciembre del 2012. Para muchos de nosotros, ha ofrecido un rayo de esperanza, un punto de enfoque, una fecha tangible cuyo mensaje se alineaba con el mensaje interior que he sentido y seguido la mayor parte de mi vida: Estamos aquí con un propósito. Estamos aquí para despertar. Estamos aquí para recordar quiénes somos realmente. Estamos aquí para co-crear un mundo nuevo, uno basado en estados superiores de conciencia, percepción, verdad, amor y unidad.

Para aquellos que también han sentido un mensaje como éste irradiándoles desde dentro, nosotros no necesitábamos una fecha que nos dijera que estamos aquí para participar en un gran cambio para la humanidad. Ni tampoco este gran cambio va a suceder como un solo suceso singular en un día singular. Sin embargo, esta fecha es importante, no obstante, aparte de contener la energía sagrada de la finalización de un ciclo enorme y anunciar el comienzo de nuestro nuevo ciclo. Si bien esta fecha ha creado muchas expectativas, no lo ha hecho con el fin de provocar decepción generalizada cuando nos despertemos el 22, 23, 24 de diciembre y aparentemente no haya pasado nada. Tampoco fue nunca la intención invocar un miedo innecesario. Esta fecha ha servido como un recordatorio de por qué estamos aquí, en caso de que lo hayamos olvidado. Ha servido como un llamado a despertar y una alarma, en caso de que pensemos que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer lo que vinimos a hacer. Ha servido como confirmación, haciéndonos saber: No estás solo con las cosas que sabes y sientes muy dentro. Hubo otros mucho antes que tú que sabían que vendrían estos tiempos, y hay otros justo a tu lado y al otro lado del mundo de ti y en otras dimensiones, en forma de espíritu y en forma de familia estelar, que saben que estamos en estos tiempos ahora , tal y como tú lo sabes.

Para muchos de nosotros, el mundo que ha existido alrededor nuestro no coincide con el mundo que visualizamos en nuestros corazones. No ha coincidido con el mundo que sabemos con cada célula de nuestro ser, que vinimos aquí a crear juntos. El 2012 se ha cernido sobre el futuro como una encrucijada, la oportunidad de un punto de inflexión para nuestra familia humana. Parecía como si este punto de inflexión representara una elección y un plazo dentro del cual teníamos que elegir: ¿Íbamos a seguir de la forma como habíamos estado, con nuestras costumbres insostenibles, y darnos contra un muro de ladrillo, en caída libre hacia la auto-destrucción, o íbamos a usar esta oportunidad para dar un salto cuántico hacia nuevas formas de vivir y de ser, no sólo despertando sino encarnando colectivamente nuestro despertar, iniciando la transformación en todos los aspectos de la sociedad?

Para la Tierra, nunca hubo ninguna duda en cuanto a qué dirección estaba eligiendo. Ella ha mantenido durante mucho tiempo una fecha determinada con un determinado lugar en el espacio, señalando su desplazamiento hacia arriba a una energía de mayor frecuencia. Durante este cambio, se ve inundada con oleada tras oleada de esta nueva energía, afectando a todos en ella. La cuestión principal es: ¿para el punto de inflexión, cuántas personas están moviéndose con estas olas, despiertos, conscientes, abiertos, receptivos y activos, lo mejor que puedan, y cuántos se resisten a estas olas, aferrándose con fuerza a la vieja orilla?

Verás, la Nave Tierra está doblando una esquina, de eso no hay duda. Si estás en ella en este momento, estás a bordo, ya sea que estés moviéndote con ella, resistiéndote, o en algún punto intermedio. Cuán fácil sea para ella doblar la esquina, y cuán suave sea el viaje para la mayoría de nosotros, depende de cuántas personas estén doblando con ella, en lugar de contra ella, por falta de una palabra mejor. Es como estar en una enorme moto gigantesca, con el piloto gritando: “¡Cuando yo me incline, inclínense conmigo o nos vamos a volcar!” Dicho esto, la resistencia de uno es a menudo el detonante para el despertar de muchos, pues todos tienen su propósito en este viaje. Mira las cosas que se están presentando ahora mismo en las noticias diarias y de actualidad. Por cada ‘mala’ acción, hay ahora una ola de personas que despiertan, dan un paso y gritan: “Eh, espera un momento, ¿qué está pasando aquí?” Todos estamos jugando perfectamente nuestra pieza del rompecabezas.

Ahora bien, seamos honestos. Quizá nosotros (¡sin duda yo!) teníamos unas enormes expectativas idealistas de cuántas personas estarían “inclinándose” en estos momentos y cuánto podría haber cambiado ya la sociedad a estas alturas. PERO la buena noticia es que, al mirar alrededor, se están inclinando millones más que incluso hace un año y MUCHO está cambiando súper rápido. Suficientes se están inclinando para que yo pueda decir, no nos vamos a volcar. ¡Vamos a pasar esta curva!

La evidencia de esto ha estado presente, aunque escasa, de la misma manera que no puedes estar realmente seguro de lo que hay más allá de la curva del camino mientras todavía estás girando el volante. Sin embargo, debido a que estamos tan cerca ahora, la evidencia está comenzando a aparecer por todas partes. Al ir conduciendo, siempre puedes oler y oír lo que está más adelante antes de poder verlo. Así también, todos podemos sentir el cambio que se avecina, podemos escuchar los sonidos, y ya estamos viendo focos de aquello. Las viejas formas están cayendo cada dos por tres, y lo nuevo se precipita como una ola imparable, llegando a cada resquicio de nuestro cuerpo, mente, corazón y alma, cada resquicio de nuestro hogar, familia, comunidad, país y mundo. Esto no significa que vayamos a despertar un día y ¡listo!, ya estamos en un nuevo mundo que es totalmente perfecto.

Llegar al 21 de diciembre del 2012, e ir más allá, es como irrumpir en una autopista nueva saliendo de una larga serie de giros, curvas y de conducir ansiosamente a través de bosques oscuros. Es lo más parecido que tenemos a una ceremonia de graduación que nos hace saber: lo lograste, lo lograste, ahora ponte a trabajar y construir un mundo que sea un fiel reflejo de la sólida y robusta base de amor y unidad de la que todos ustedes son parte.

Bueno, entonces, muchos de nosotros hemos querido hacer esto, o hemos estado haciendo esto por mucho tiempo. ¿Qué va a ser diferente ahora? En el viejo ciclo, quienes han estado conscientes y despiertos siempre han sentido como que están nadando contra la corriente, en contra de lo que se considera ‘normal’, a menudo sintiéndose invisibles y aislados, sintiéndose como extraños en una tierra extraña. Tus pensamientos, creencias e ideas pueden haber sido sistemáticamente ignoradas, desalentadas o ridiculizadas. En el nuevo ciclo, la marea ha cambiado. La corriente estará llevándonos hacia adelante, más y más rápido a cada momento. Vivir la vida conscientemente, con respeto por la vida y la Tierra que nos rodea, será la norma esperada en lugar de un sueño esquivo. Tus ideas serán cada vez más apoyadas, celebradas y alentadas, en lugar de ser ignoradas y criticadas. A aquellos que elijan continuar en lo viejo, muy, muy pronto se les pedirá que renuncie a sus cargos, ya que lo viejo ya no será aceptado, ni necesario, para las crecientes masas que ahora eligen una experiencia diferente.

Al ver toda la resistencia que hay, recuerda que la luz lo intensifica todo. Enormes transformaciones requieren enormes revelaciones y enormes limpiezas, que a menudo resultan en pasajes desafiantes, impactantes y difíciles, como parte del camino hacia una mayor

 nuevo ciclo

 Estos pasajes, si bien son intensos, se harán más cortos y más fáciles, y su propósito se aclarará más rápido, con resultados que estén en alineación con las nuevas energías.

Ahora bien, tenemos que recordar que estamos hablando de un ciclo que dura 26.000 años, por lo que no se trata de una parada brusca de un camino, e iniciar el nuevo camino haciendo clic en un interruptor. El paisaje no cambiará inmediatamente en cada escena de cada acto de nuestra gran obra humana – pero será cada vez más evidente, en formas directas, que la vieja escenografía se está retirando y la nueva escenografía está entrando. Ya hemos visto esto este año, pero los cambios son todavía demasiado sutiles para muchos que quieren señales más directas, más obvias del cambio. Todos los días, las señales más directas y más obvias estarán ahí para todos aquellos que abran sus ojos para verlas. A la larga, por supuesto, los cambios serán tan tangibles que serán visibles a todos, ojos abiertos o no, pero para entonces, los ‘ojos abiertos’ serán una experiencia mucho más común que ahora.

Aunque todo esto es un proceso, es importante tener una fecha oficial de transición, una especie de marcador AG y DG (Antes del Gran Despertar y Después del Gran Despertar). En un nivel físico, tangible, colectivo, este marcador está siendo creado por un número sin precedentes de personas reuniéndose entre los días 20-23 de diciembre a orar, celebrar, cantar, entonar, festejar, crear intenciones para el futuro, asumir compromisos para una acción consciente, abrirse a mayores niveles de percepción y conciencia. Aunque esta fecha no tuviera ninguna energía especial, ningún potencial especial, sin duda lo tiene ahora con millones unidos en una nueva visión para nuestro mundo. Sabemos lo suficiente ahora acerca de cómo nuestros pensamientos y energía crean nuestra realidad, por lo que la onda que tantos miembros de la humanidad enviarán hacia nuestro futuro tendrá un efecto inmediato en la línea de tiempo que está creando ese futuro.

Así que esto nos lleva a la pregunta, más allá de nuestros esfuerzos colectivos, ¿vamos a ver o sentir algo ‘único en la vida’ ya sea el 21 de diciembre o los días que le siguen? Los ancianos y sacerdotes mayas que hemos tenido la oportunidad de conocer durante nuestros viajes a través de los años, han compartido un mensaje similar acerca de estos tiempos. Así que para no citarlos incorrectamente, voy a mantener breves los puntos principales de lo que compartieron con nosotros: “No es el fin del mundo, es el fin de un ciclo.” “No sabemos qué va a pasar en ese día.” “Este tiempo va a traer cambios positivos para la humanidad, más equilibrio y más conciencia para el mundo.” “Si tenemos 3 días de oscuridad, no se asusten, el sol volverá.”

El ciclo del calendario maya no empieza ni termina con fechas sacadas del aire. Se corresponde con la precesión de los equinoccios, que toma 26.000 años, y la alineación específica que tendrá el Sol en este solsticio en particular con el Centro Galáctico y el Ecuador Galáctico. La visión que recibo es la de la Rueda de la Fortuna en la carta del Tarot, con la Tierra dando vueltas en un círculo que dura 26.000 años, habiendo subido lentamente desde la parte inferior, cruzando ahora el umbral ecuatorial para subir hacia la cumbre. A medida que avanzamos a través de este período de alineación (y ya hemos estado sintiendo, por supuesto, los efectos energéticos en los años y meses previos) mi sugerencia sería permitirte un tiempo durante esos días para recibir conscientemente la energía entrante, de modo que cualquier percepción e ideas que quieran despertar en ti puedan despertar. Ten a la mano tu diario o una libreta, para que puedas anotar las cosas, porque al igual que un sueño, una vez que el momento haya pasado, puede ser difícil recuperar el recuerdo de la misma manera.

Esto también ayudará a arraigar, anclar e incorporar la energía. Andar balanceándote por ahí en un estado de éxtasis está muy bien, pero cuando nos despertemos después del feriado y nos enfrentemos al 2013, tendremos trabajo que hacer. En las Visiones Mensuales del mes pasado hablamos mucho sobre el proceso de ‘descensión’ – de encarnar la energía de alta frecuencia que nos está inundando. Queremos encontrar una forma de anclar e incorporar la energía que está llegando, no sólo en las fechas indicadas, sino en todos los días por venir, para que podamos hacer algo con ella, y utilizarla de una manera práctica para facilitar el cambio y ser pioneros de nuevas iniciativas.

Esta vez, ‘nuestro trabajo’ no va a ser tanto el trabajo interno, para quienes han estado fuertemente enfocados en eso. Será encarnar, vivir, ser y crear en forma física lo que sabemos que es verdad en un nivel superior. También estaremos ahí para apoyar a quienes recién despierten y soliciten apoyo para su trabajo interno. Las energías del 20 al 23 de diciembre es probable que estén cargadas de mensajes – más fáciles de oír y sentir para ustedes ahora y especialmente en esos días – ¡así que preséntense, estén abiertos, presten atención, reciban todo lo bueno que hay para recibir y tomen notas!

Por fin estamos libres de las profecías. Estamos dejando atrás nuestro ciclo kármico y entrando en nuestro ciclo co-creador consciente, y eso es tan liberador y empoderante. También requiere un mayor nivel de responsabilidad, autenticidad e integridad. Es como graduarnos de nuestros años de adolescencia a la adultez.

La energía por sí misma es potencial divino, lo que elijamos hacer con ella es cosa nuestra. Es por eso que tantos videntes han visto el 2013 y más allá como un capítulo en blanco. Tú tienes la pluma para tu página en nuestro nuevo capítulo. ¿Qué vas a escribir?

“La mayoría de nosotros hemos leído todos los libros, hemos hecho todos los seminarios, hemos sanado, soltado, limpiado y despejado. Hemos hecho lo que teníamos que hacer para alcanzar estados superiores de conciencia, pensando que esto nos daría la satisfacción que estábamos buscando. En vez de eso, nos encontramos siendo más conscientes, y aún así seguimos sintiendo que falta algo. Ahora es el momento de descender de nuevo en nuestros cuerpos, llevando con nosotros nuestra duramente-ganada sabiduría y usarla para darle sentido, poder y propósito a cada aspecto de nuestra vida diaria. Se nos está llamando a un nuevo tipo de iluminación, uno que lleva todo lo que hemos descubierto en nuestros viajes internos hacia el mundo exterior. Es hora de salir de nuestras cuevas y llevar la iluminación que tengamos hacia el mundo real, a las corporaciones, los gobiernos, la política, las escuelas, los medios de comunicación, la salud y los sistemas sociales. Hemos estado esperando que el mundo cambie; mientras tanto, el mundo está esperando que nosotros actuemos.” – Dana, ‘Un Nuevo Capítulo’

¡Nos vemos en el otro lado!

Dana xox

por Dana Mrkich
11 de Diciembre de 2012

 

© Dana Mrkich 2012. Se concede permiso para compartir libremente este artículo con la condición de que se dé crédito al autor, y se incluya la dirección www.danamrkich.com

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo

Con la debida autorización de Dana Mrkich, su material traducido al español se puede descargar en archivo Word desde el sitio creado enhttp://www.manantialcaduceo.com.ar/dana_mrkich/visiones.htm

discernimiento2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cambios, Despertar de conciencia, Eventos Cósmicos, Nueva Tierra, Resonacia Schumann, tiempo y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s