EL DESPERTAR DEL CEREBRO MULTIDIMENSIONAL

307995_123340414486387_929875390_nEstamos en un tiempo nuevo, en un nuevo mundo, en una nueva energía. El universo ha cambiado su vibración, dejando atrás 25.000 años de oscuridad para iniciar 25.000 años de luz. Esto supone un cambio en toda la energía multidimensional del universo. Significa una unión entre los tres espacios del universo: el macrocosmos (universos etéricos), el microcosmos (universo vibracional-emocional) y el cosmos (universo material). Esta unión de espacios significa que todos los planos se unen en luz, aunque con sus diferentes vivencias, puesto que cada plano es el desarrollo de una energía y cada energía se vive de una forma distinta. Por ejemplo, en el plano tierra vivimos en la materia, estamos manifestados en la materia, damos la forma. Del mismo modo, todo lo que vemos en el universo está manifestado de una determinada manera, todo es energía del universo. La tecnología, las construcciones, los animales, los seres humanos, la mente… todo representa energía del universo.

El alma procede de lo etérico, pero cuando viene a La Tierra, se unen las tres partes: la parte del macrocosmos, que es nuestro ser; la parte vibracional, que es la parte de frecuencia que son nuestras células; y la parte cósmica, que es nuestra mente. Todo ello se unifica para conformar la materia. Sin embargo, nuestra parte cósmica (nuestra mente) se unió en el pasado en un plano y ha estado bloqueada ahí, haciendo permanecer al mundo en tercera dimensión, estando sólo en el plano mente.

Ahora La Tierra ha cambiado de vibración, ya es un hecho. Los días 21, 22, y 23 de diciembre son los días de la unión, se une todo el universo, la oscuridad es aceptada como luz pura. Ello no significa que aquí, en La Tierra, estaremos en la oscuridad, sino todo lo contrario, significa que desaparecen los tapones de nuestras mentes, la percepción de nuestro cerebro cambia. Nos encontramos en un momento de cambio en nuestro cerebro, esto es lo que vamos a vivir como seres humanos.

Para entenderlo debemos saber que, cuando nuestra alma baja a La Tierra, el cerebro está conectado con los ocho puntos del universo. Pero, si solo trabajamos el 23% del cerebro (cerebro racional, creencia social, cultural, de padre, de madre, familiar, etc.), parte de nuestras neuronas, que están en luz, caen en la ignorancia y se quedan en el corazón, esperando al ser que las contiene y que ha perdido todas aquellas conexiones con toda su energía del ser del macrocosmos, del microcosmos y del cosmos, que es todo lo que somos. Esto es lo que ha ocurrido durante los últimos 25.000 años.Nuestro cerebro ha estado dormido, ha estado únicamente en el plano del cosmos, reaccionando sólo a aquello que veía, pero no, a aquello que sentía. Estas neuronas se guardaron en el corazón. Recientemente, la ciencia ha demostrado que hay neuronas en nuestro corazón, son las que cayeron de la mente y se guardaron ahí, esperando a que el ser despierte en el amor.

Cuando el ser se busca a sí mismo, cuando siente que esta mente racional no lo lleva a su sentido, que lo de fuera no lo conecta consigo mismo, empieza a buscar dentro, y es entonces, cuando empieza a despertar las neuronas del amor. Cuando un ser se ilumina es que simplemente ha despertado esas neuronas en su corazón y las ha llevado a su mente, activando el cerebro en los ocho puntos de las galaxias.

Esto es lo que va a ocurrir a partir del día 21 de diciembre, nos van a quitar el tapón que llevamos en la mente y los seres humanos despertaremos en el amor, haciendo que nuestras neuronas, que estaban dormidas espiritualmente, despierten a nuestro cerebro consciente para que eleve su vibración y eleve toda su energía. De esa forma, dentro de nuestro cerebro habrá plano astral, plano espiritual, plano mental, plano emocional, plano físico, plano terrenal y plano universal; los siete planos que nos rigen en todas nuestras realidades. Esto llevará al ser humano a que despierte la conciencia, entrando en el nuevo tiempo del que tanto se habla. El nuevo mundo del que oímos hablar significa, simplemente, que la Tierra vuelve a su origen, y ello lleva a un cambio vibracional en el cerebro y en el cuerpo del ser humano. Estamos viviendo un gran cambio en el desarrollo de nuestro ADN, todas nuestras energías cambian y se desarrollan en nuestra frecuencia pura.

Por tanto, no debemos buscar la gran iluminación fuera de nosotros, simplemente es un tiempo de interiorizar para no tener ninguna resistencia, para dejar que nuestra propia energía nos guíe. El cambio vibracional es un cambio de universo y únicamente nosotros, cada uno de nosotros individualmente, podemos resistirnos a esos cambios. Pero, si nos dejamos llevar por nuestra propia alma, nos amamos y nos centramos en ese espacio de amor y nos observamos, ese cambio va a ser natural.

Ya no hay que hacer grandes cosas, ya las hemos hecho, ahora el universo esta vibrando en el nuevo corazón. Y cuando hablo del universo también me refiero a La Tierra, puesto que forma parte de él. No olvidemos que somos un planeta, el planeta de materia más avanzado, y que nosotros despertamos a través de la materia.

Ocurrió que la materia olvidó al alma y ahora el alma va a recordarle a la materia que son una y fluyen en una; que la materia sin alma no tiene sentido y que el alma es eterna. Ciertamente, el alma también vive en otros planos, pero no puede vivir aquí en la Tierra sin materia. Cuando un maestro, cuando un guía o cuando un ser de luz se manifiesta, siempre necesita el portal de una mente, siempre necesita la mente de un ser humano para poder crear su propia forma. Ellos son frecuencia eterna y no tiene forma, la forma la posee la materia.

Cuando la energía etérica (la energía macrocósmica) pasa por el cuerpo vibracional (la energía microcósmica), se crean sus células, y estas células crean la materia. Entonces, no debemos olvidar que nuestro cuerpo celular es un cuerpo eterno; también nuestras células se reencarnan con nuestra alma. Ambas forman parte de lo mismo, pero con una diferencia: nuestras células gravan registros de miedo, de resistencias, y se contaminan. Ahora, para que esas células despierten en el amor y las neuronas que aguardan en el corazón despierten con su cerebro consciente, podemos trabajar el amor y el perdón hacia todo aquello que nos bloquea en nuestra frecuencia. Podemos aceptarlo todo como una forma de luz, como una forma de vida. No se trata de aceptarlo todo como luz ni como oscuridad, sino aceptarlo como realidad que nos hace avanzar, pase lo que pase, y que nos enseña algo. Nos enseña a desprendernos del rechazo, a desprendernos de la creencia.

Hemos divinizado mucho al universo, y el universo, al igual que nosotros, forma parte de la energía y está en evolución. Puede tener una evolución más avanzada, porque no posee el cuerpo, la materia, pero eso no significa nada, el ser humano puede ser muy avanzado espiritualmente, si siente su ser, y ama el templo que es el cuerpo.

Ahora estamos en un tiempo de cambio, de despertar de las mentes, no queramos agarrarnos a una realidad equivocada ni pensar que a partir de una fecha, por ejemplo el 21 de diciembre, todo va a cambiar, todo será de color de rosa y todo va a ser precioso. Nos encontramos en un ciclo que durará hasta el año 2021. Por supuesto que de 2012 a 2015 habrá un gran cambio, de hecho, quien esté consciente ahora ya estará viviendo ese cambio. Debemos tener presente que todos podemos estar despiertos, puesto que estar despierto no significa solamente tener la conciencia espiritual, significa estar despierto en uno mismo y vivir lo que uno mismo tenga que vivir. Despertar no es tener creencias espirituales, al contrario, se marcharán muchas creencias cuando las personas veamos que ese no es el camino. El camino del individuo es el que cada uno se marca, porque somos seres eternos, somos seres multidimensionales.

La Tierra va a vivir ahora esa multidimensionalidad y quien quiera despertar en la conciencia de sí mismo, lo hará de forma bien sencilla. Pero, de la misma manera, también está bien para quien no quiera despertar. Todo depende de la intención que ponga el individuo, que puede decidir abrirse o resistirse, la decisión pertenece a cada uno. Por ello, dejemos de ver el despertar de 2012 como si La Tierra dejara de ser lo que es. La Tierra es perfecta por ser lo que es. Y si pensamos en el sufrimiento, debemos saber que es el pensamiento del ser humano, del ser que vive en La Tierra, quien crea el sufrimiento. Puede dejar de existir, si creemos en ello, es lo único que bloquea a este planeta. El sufrimiento también está en otros planos, no solo en la mente o en el plano terrenal, el dolor está en todos los planos. Aquello que nos bloquea es la no aceptación del dolor. No vivimos el dolor, cuando algo duele, no se vive como amor, se vive como una resistencia al dolor. Eso es lo que tenemos, una gran resistencia al dolor.

Cuando despertamos en la realidad del amor, las neuronas caídas o dormidas despiertan y nos llevan a recoger nuestro sentido espiritual.

Entonces, despertemos en el amor, fluyamos en el amor y veamos el cambio como un cambio de luz.La luz lo es todo, la oscuridad también es luz pura.

No nos perdamos en clasificar al universo, es muy grande y todos intentamos entenderlo a nuestra manera, pero es algo inalcanzable de ver. Cada uno verá aquello que deba ver, así que, preocupémonos sólo de lo que cada uno de nosotros deba ver, y dejemos de buscar el gran despertar. Sintámonos despiertos cada día por nuestro fluir, por nuestra propia vida; esto es lo que está llevando al mundo a despertar: el despertar de cada uno. Y ello no significa despertar en la espiritualidad, sino que significa: sentirnos en nuestra vida, viviéndola, dejando que ella nos viva en la paz y en el amor.Vivir en el presente y en el despertar como ser humano que es cuerpo, que es mente, que es alma. Debemos vivir en ello y aceptar que el ser humano es un ser avanzado, que es un ser multidimensional y que es lo más bello que tenemos. El gran cambio, podríamos decir, es el despertar del cerebro: la conciencia que tiene el cerebro sobre su vida más allá de ella.

http://serendipityintheway.com

discernimiento

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cambios, Despertar de conciencia, dimensiones, Eventos Cósmicos, Nueva Tierra, Resonacia Schumann, salto cuántico, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s