Arcángel Miguel

Necesitamos a Miguel en estos tiempos, más que nunca.

Como remedio contra los espíritus infernales que se han desencadenado en el mundo actualmente , debemos invocar y buscar la ayuda de Miguel Arcángel.

 Mas que nunca en nuestra era actual necesitamos la ayuda de Miguel en orden a mantenernos fieles en la Fe.

 Como individuos, como naciones, estamos en gran batalla espiritual. Es nuestro deber de amor usar todas las armas espirituales para batallar con amor, fortaleza y astucia.

 La maldad colectiva personificada en las guerras, el terrorismo, y miles de acciones del mal, no hay palabras humanas que puedan describir el horror que hay en Lucifer y en sus secuaces; y cómo sus dardos están dirigidos a la destrucción del hombre. Su gran malicia, su astucia, sus mentiras, sugerencias, sus insinuaciones y tormentos se dirigen a la mente y al corazón humano. 

 El trata de aplastar toda obra buena, de destruirla, de esconderla. Toda la malicia que su mente es capaz de poseer quiere inyectarla en las almas. Contra estos ataques, Dios da la admirable protección del Arcángel Miguel.

 Miguel Arcángel manifestó su fortaleza y poder cuando peleó la gran batalla en el cielo. Por su celo y fidelidad para con Dios gran parte de la corte celestial se mantuvo en fidelidad y obediencia. Su fortaleza inspiró valentía en los demás ángeles quienes se unieron a su grito de nobleza: “¡¿Quién como Dios?!” Desde ese momento se le conoce como el capitán de la milicia de Dios, el primer príncipe de la ciudad santa a quien los demás ángeles obedecen.

 Miguel Arcángel continua su ministerio Angélico en relación a los hombres hasta que nos lleva a través de las puertas celestiales. No solo durante la vida terrenal, Miguel Arcángel defiende y protege nuestras almas, el nos asiste de manera especial a la hora de la muerte ya que su oficio es recibir las almas de los elegidos al momento de separarse de su cuerpo. 

 Su fiesta, junto con los arcángeles Gabriel y Rafael, se celebra el 29 de septiembre

El Arcángel Miguel pertenece al Reino Angélico del Cielo de la Forma. El nombre de Miguel se traduce del hebreo Mikael, “Semejante a Dios”

 Sus Dones para la tierra son:

Ayudarnos a mantenernos fuertes frente a la adversidad.

Resolver nuestra negatividad personal.

 Encontrar fuerza cuando estamos solos o nos sentimos como extraños.

 Es el Arcángel que invocamos en nuestra batalla contra la negatividad.

 Nos ayuda a encontrar la luz de nuestro interior.

 

Históricamente, es el protector tanto de Israel como de la Iglesia católica. 

 Es el santo patrón de los policías, los abogados, los soldados y los niños pequeños, y vela también a peregrinos y extranjeros. Es el guerrero ígneo, el Príncipe de los Ejércitos Celestiales, que combate por el derecho y la justicia, y da guía a todos aquellos que se encuentran en terribles apuros. Miguel es también el portador de la paciencia y la felicidad.

 Se le asocia con el elemento fuego, y al punto cardinal Sur, lo que simboliza la quema de lo transitorio, la transmutación, de modo que sólo la luz pura y esencial pueda brillar. Miguel es considerado el más grande de todos los ángeles en las religiones judía , cristiana e islámica. Se le conoce bajo diversas denominaciones como:

 El que guarda las Llaves del cielo.

Jefe de los Arcángeles,

Príncipe de la Presencia.

Ángel del Arrepentimiento, la Rectitud, la Misericordia y la Santificación.

Príncipe Angélico de Israel.

Guardián de Jacob y Ángel de la zarza ardiente.

Es un incansable campeón del bien, y siempre apoya al oprimido. 

Miguel rige al luchador solitario, siempre esta dando una mano para ayudar a aliviar las disputas y problemas.

 Podemos orar a Miguel para que nos ayude a conquistar nuestra negatividad.

 Siempre que nos quedemos solos, él podrá asistirnos elevando nuestro espíritu hacia una visión mas perdurable de la vida. El está ahí para guiarnos y protegernos contra la injusticia, y para ayudar a abrirnos a lo eterno y duradero.

 Podemos pedirle que nos ayude en cualquier situación en que nos sintamos abrumados o solos y necesitados de apoyo.

 Y por sobre todos sus dones, el Principal y más poderoso es:

La Justicia Divina.

 “Oración A San Miguel Arcángel”


Glorioso Príncipe del Cielo,
divino Miguel Arcángel,
Primer ministro de Dios,
Amigo de Jesucristo,
Defensor de la fe y abogado de los hombres:
Tú que estás defendiendo todas las religiones,
tú que gobiernas en esta era del rayo azul,
que tanto favoreces a tus devotos.
Haz que yo sepa amar y servir,
protégeme de la injusticia,
ayúdame a amar a mis enemigos,
a fin de convertirlos en amigos.
Alcánzame del Señor lo que
te pido en este momento,(*)
para mayor honra y Gloria suya
y provecho de mi Alma.
Aquí, con la mayor confianza y devoción
que se pudiere, pedirá cada
uno  la gracia que
se desea alcanzar en esta oración).
Amén

 

Tomado de la web

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Angeles y arcángeles. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s