Los chakras humanos y la conexión cósmica

 


Los portales principales o “Chakras Galácticos” que se relacionan con sus propios chakras son:

· Estrella del AlmaAndrómeda – Los Cristales del Océano Ártico
· Chakra CoronarioSirio – El Cristal de Tierra del Fuego (frente a Punta Arenas en Chile, Sudamérica), donde se unen las aguas de los Océanos Atlántico y Pacífico y las aguas del Antártico.

 

· Chakra del EntrecejoPléyades (Mak’ina) – El Cristal de los Grandes Lagos (en el Lago Ontario),
· Chakra LaríngeoAntares – El Cristal del Mar Caribe (frente a la Isla de Cuba),
·Chakra del TimoAldebarán
· Chakra CardíacoAlción (También en las Pléyades) – El Cristal del Océano Atlántico (frente a la Isla de Trinida, Cerca de Brasil), corresponde al Chakra del Corazón Superior.  El Cristal del Océano Pacífico (frente a la Polinesia Francesa, Isla de Moorea), corresponde al Chakra del Corazón
· Plexo SolarArcturus – El Cristal del Mar Mediterráneo (frente a la Isla de Malta)
· Chakra SacroCassiopeia  El Cristal del Océano Índico (cerca a Madagascar, frente a la Isla de la Reunion), en Canadá.

 

· Chakra RaízLyra – El Cristal del Lago Titicaca (frente a la Isla del Sol)
· Chakra de las RodillasFormalhaut – El Cristal de la Bahia de Bengala, en India
· Chakra de los TobillosCruz del Sur ( La estrella de abajo) – El Cristal del Oceano Atlantico Norte (entre Islandia y Escocia)
Chakra de los PiesOsa Mayor (primer estrella en la cola) – El Cristal Sudafricano (yace frente a la costa en la punta sur de Sudáfrica, en la unión de la aguas del Océano Pacífico, Océano Indico y Océano del Sur
· Estrella de la TierraOrion (Estrella central del cinturón) – Los Cristales de los Océanos Ártico y Antártico corresponden a los Chakras llamados la Estrella del Alma (10cm arriba de la cabeza) y a la Estrella de la Tierra (10cm bajo los pies) respectivamente, tanto para el cuerpo humano individual, como para el Planeta Tierra.

 

 

Los Cristales de la Tierra están completamente interconectados con los Cristales del Agua y son una interfaz en el Circuito Energético de la Tierra (como planeta). Comprendan que los Cristales de la Tierra son alimentados con la Energía de Dios (La Fuerza de Vida y la Esencia de Dios) por medio de los Cristales del Agua. Así, la energía se mueve de esta forma: de la Fuente a través de los principales Portales Estelares a los Cristales de Agua; luego pasa a través de los Conductos del Agua que conectan a los Cristales del Agua con los Cristales de la Tierra.

Por lo tanto, los Cristales del Agua de su planeta están conectados con sistemas estelares específicos en su Galaxia y corresponden a ellos. Estas Estrellas son equivalentes a los Chakras de su Galaxia.
Estos Chakras Estelares, a su vez, corresponden a otras Galaxias en su Universo y están conectados con ellas. Estas Galaxias son equivalentes a los Chakras de su Universo.

Estos Chakras Galácticos, a su vez, corresponden a otros Universos y están conectados con ellos. Estos Universos son el equivalente de los Chakras del Cosmos.

Así, cada nivel de chakras corresponde a un nivel superior de chakras y está conectado con él (por medio de los Conductos de Agua), todo el camino hasta la Presencia de Dios (la Fuente).

Amados, comprendan que cada circuito energético o rejilla es reflejado a un nivel superior. Así, el Sistema de Chakras Humano es reflejado por los niveles Planetario, Galáctico, Universal, Cósmico y de la Presencia de Dios. Cada uno es una imagen holográfica del otro y están plenamente interconectados como UNO.”

 

Chakras      —->   Chakras de  —>  Chakras de  —>   Chakras del —>  Chakras del

Humanos                la Tierra               la Galaxia              Universo               Cosmos

                                                               (estrellas y              (galaxias)            (universos)

                                                             constelaciones)

En el libro “Tierra, las claves pleyadianas de la biblioteca viviente”,  de Barbara Marciniak, encontramos la siguiente información sobre nuestro sistema de chakras:

“Vuestros doce chakras son colecciones o bolsas de energía desde donde pueden emerger los sucesos. Contienen memoria e identidad y cada uno corresponde a un filamento del ADN. Los siete chakras principales están dentro de vuestro cuerpo, comenzando en la base de vuestra columna vertebral y subiendo a lo largo de ella. Hay otros cinco fuera de vuestro cuerpo, configurando así un total de doce centros giratorios o doce soles, como nos gusta a nosotros llamarlos. La oxigenación, la luz y la intención consciente activarán estos centros y, una vez puestos en marcha, vuestro reto consiste en traducir toda la información que llega de esta manera a los doce filamentos del ADN.

Los chakras del interior de vuestro cuerpo pueden librar vuestra memoria corporal –vuestra experiencia corporal de esta vida y de otros viajes de reencarnaciones-.

El primer chakra almacena vuestra identidad del núcleo; se relaciona con quiénes sois y cómo sobrevivís. Os abre para que podáis viajar hacia vuestro interior con el fin de descubrir los fundamentos de vuestras creencias básicas.

El segundo chakra tiene que ver con la creatividad y la sexualidad: abre el archivo de vuestras creencias y experiencias en estas áreas. Estos primeros dos chakras corresponden a vuestro conocimiento tradicional de los dos filamentos del ADN. Los temas relacionados con la identidad, supervivencia, sexualidad y creatividad os han retado durante milenios.

El tercer chakra tiene que ver con nuestro plexo solar –vuestra capacidad digestiva en el más amplio sentido de la palabra-. Cuando está abierto, os ayuda a sentir y a intuir vuestro camino por la vida. En las mujeres, debido a la menstruación y a los partos, este centro es muchas veces más activo y considerado con un gran respeto. Vuestra voluntad,  vuestro poder y vuestros sentimientos residen en él.

El cuarto chakra está alineado con vuestro corazón, y cuando está abierto os conecta con la vida. Desde este centro emana la compasión permitiendo vuestra comprensión del porqué y del para qué de lo que percibís. La corriente de la compasión os lleva más allá del juzgar. Juzgar funciona como una trampa que os separa.

El quinto chakra se encuentra en vuestra garganta y abre el gran regalo de la expresión vocal mediante la cual podéis comunicar vuestra verdad.

El sexto chakra activa vuestro tercer ojo estimulando vuestra habilidad de ver más allá de las fronteras de la tercera dimensión.

El séptimo chakra está en la coronilla de vuestra cabeza. Cuando está abierto, os conecta y hace circular energías espirituales en el área craneal. Una vez estimulado, las glándulas pineal, pituitaria y también el hipotálamo juegan un papel activo en vuestra conexión.

El octavo chakra está aún muy próximo a vuestro cuerpo físico –entre unos pocos centímetros y unos cuantos pies de vuestra cabeza-. Tiene que ver con los reinos invisibles fuera de vuestro cuerpo.

El noveno chakra está más allá de la atmósfera terrestre, tal vez tan lejos como vuestra luna y os hace observadores y administradores de la Tierra.

El décimo chakra llega hasta vuestro sistema solar mostrándoos el acceso a todo lo que hay allí.

El undécimo es un chakra galáctico y os ofrece información sobre las influencias estelares locales.

El duodécimo chakra llega más allá de vuestra galaxia y os permite el acceso al resto del universo tal como lo concebís vosotros.”

 

“A estos doce centros energéticos sólo se puede tener acceso desde dentro, desde donde podéis sentir la información correspondiente a cada uno y traducir la experiencia dentro del contexto de vuestra mente. Así sois vosotros, evolucionando hacia vuestra identidad multidimensional, recordando quién es vuestra versión ahí fuera en la galaxia o incluso más lejos aún.”

 

 

Por otro lado, Celia Fenn en su libro “The Indigo-Crystal Adventure” (ver también “Las 13 dimensiones de conciencia”), nos habla de los distintos estados de conciencia que alcanzamos a medida que nuestra percepción se expande.

En el siguiente cuadro vemos la correspondencia en la información recibida por ambas autoras:

 

Fuente: libro “Tierra”

                  (Barbara Marciniak)                

 

Fuente: libro “The Indigo-Crystal Adventure”

(Celia Fenn)

Chakra Función Nivel de Conciencia Función
9 Nos hace observadores y administradores de la Tierra 9 D Responsabilidad por el planeta
10 Acceso a todo el sistema solar 10 D Responsabilidad por todo el sistema solar
11 Chakra galáctico. Información sobre influencias estelares locales 11 D Conciencia galáctica
12 Acceso al resto del universo 12 D Conciencia universal completa
    13 D Maestría – Esencia creativa divina

 

Así vemos que, a medida que avanzamos en nuestro desarrollo y apertura espiritual, tendremos acceso a nuevas y mayores conexiones, conjuntamente con el espectacular salto cuántico que está dando nuestro universo.

 

Chrishia Nadys

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s